Thursday, July 26, 2012

It’s Just Chicken Dude…!

The Chick Fil' A Controversy seems to have taken a life of its own and now the chickens have come to roost way too close to home. This week alone I have been asked to eat at the chain, join the boycott, denounce the fast food chain’s anti –equality stance and questioned on my orthodoxy and politics simply because of where I may choose or not to eat! I officially announce I am completely over it!

Dan Cathy, the company’s owner has long been a supporter of traditional definitions of the family. In a recent interview he makes that longstanding position clear by stating on an interview with Baptist press;  

“…We are a family-owned business, a family-led business, and we are married to our first wives. We give God thanks for that...”.

It is also true that his company has donated funds to pro opposite gender marriage causes and to organizations which promote traditional understandings of marriage. That said, the company has made it clear on more than one occasion that they are committed to “treat every person with honor, dignity and respect – regardless of their belief, race, creed, sexual orientation or gender.”
In the last few days it seems like everyone is joining the bandwagon!!! Some ask us to "Eat Less Chickin" because of the insulting remarks of Mr. Cathy against gay marriage, others join the cows and insist we "Eat More"! In reading the above quote, amidst all this controversy, I  have wondered how long before the restaurant chain incurs the ire of the divorced which are sure to react to the “still married to our first wives” pun! And no biblically literate person would miss that their support for Biblical marriage standards means; one man one woman for life! Forget the remarried, the cohabitating or the single parent homes! Wow, talk about foot in mouth; these are surely a much bigger demographic than those intending to marry their same gender partners, even if laws in every state allowed it!
I dare say that if we look carefully there could be more than enough "insult" in his statements to go around! Or just maybe, people in our free society are mature enough to realize there is room in our democracy for differing views! Not everyone wants a little offense or politics with their food, or at the movies or with the places they choose to shop at! I do not choose restaurants or shops based on the political sentiments of their owners! If that were the case, it would be exhausting, with an ever growing list on the left and right. Please do not invite me, nor pretend to use my like or dislike of a fast food chain or business establishment as a litmus test of orthodoxy for the left or right. It is not my cup of tea!

Alexandra Petri in her ComPost blog put it this way:

“…Starbucks supports marriage equality. That’s not why I drink its coffee. I drink its coffee because I have a serious caffeine problem, and they are located on every corner. It is possible, it turns out, to go through the political preferences and leanings of every company that makes anything you want to buy, every athlete whose prowess amazes you, every fashion designer with an eye for color. … It is not a question of being an informed consumer, of trying to buy things that aren’t made in conditions you find appalling. That’s germane. … But this isn’t about the sandwich. It’s about what happens afterward. And that’s a slippery slope...If you’re upset that the Chick-fil-A founder donates to causes you don’t believe in, then donate to causes you do believe in. Fight apples with apples and oranges with oranges…”
                                                                                                         For the record, I do not frequent Chick Fil A because I do not like their sandwiches…they are… too fried…! I could care less if they are open or not on Sundays, nor who their CEO’s are married to! It’s Pollo Tropical for me with a little habanero sauce of the side! This, though I know for a fact its original owners were not Latinos and wonder how got our tasty recipes! 

On a practical note, If I were going to boycott food based on the political sentiments or donations of those who cook, I could hardly eat at all at any church lunches or social affairs. The Episcopal Church I have the good fortune of attending is politically and ethnically very diverse. Frankly, I know for a fact , the very best desserts are made by people whom I completely disagree with! Never mind the times I would have to skip my wife's very delicious "arroz con pollo".

Call me shallow, but when it comes to food, that is all it should be about! It’s just chicken dude!


Friday, July 13, 2012

Comentarios Calientes....

Ya pasaron los primeros dias desde la decision de la majoria de votantes en nuestra Convencion General de aprobar un rito provisional para la bendicion de parejas del mismo sexo! No dejan de faltar las conversaciones y comentarios acerca de este candente tema . Como es natural no todos los comentarios son igualmente edificantes. Aqui algunos de los comentarios "calientes" mas comunes que ya he escuchado y algunos pensamientos y aclaraciones de mi parte.
"...La Iglesia Episcopal aprobo el matrimonio de homosexuales..."

 Claro esta que la palabras que algunos usan no son tan delicadas pero la idea es la misma! "...Casan a mariquitas y a lesbianas!..." La realidad es otra. El matrimonio en la Iglesia Episcopal es un sacramento que solo puede otorgarse a una pareja de generos opuestos, un hombre y una mujer! Esto asi debido a nuestra interpretacion de la Escritura, la ley canonica de la Iglesia y el Libro de Oracion Comun. El rito aprobado es una respuesta pastoral a una realidad ya vivida en la Iglesia y en el mundo; parejas homosexuales que viven juntos en una union comprometida, monogama y de larga duracion! Precisamente porque la Iglesia no puede ofrecerle el sacramento del matrimonio pero es testigo de la fidelidad, respeto, compromiso y amor mutuo que puede existir, es que aprueba esta liturgia provisional.

"...El Matrimonio en la Biblia es entre un hombre y una mujer..."

Es cierto, en la creacion Dios “les creo hombre y mujer”, y Jesucristo aclaro que “el hombre se une a su mujer para formar una sola carne”. Tambien dijo que; lo que “Dios unio el hombre no separe.” Ahi el cambio sutil de la definicion del matrimonio entre cristianos modernos! El ideal presentado por Dios es; un hombre y una mujer para toda la vida! Jesus mismo no admite el divorcio a no ser por causa de adulterio, y advierte que el que se casa con otra pareja despues de un divorcio, comete adulterio. S. Pablo aclara que si una pareja se separa que se “quede sin casar” o que la "mujer regrese a su marido.” No es esa la realidad que vivimos! Las segundas nupcias despues del divorcios son communes, bendecidas en la Iglesia y apoyadas por una mayoria de los fieles de todas las denominaciones cristianas. Esto a pesar de que la Biblia prohibe terminantemente esas relaciones en la mayoria de los casos. Para aquellos que leemos la Biblia con seriedad, parece incosistente y algo hipocrita extender la bendicion de la Iglesia a una relacion que la Biblia parece prohibir y al mismo tiempo vehementemente negarsela a otra.
"...Esta en contra de la Biblia..."
Estas palabras son serias, pero en los labios de alguien en su segunda o tercera relacion o matrimonio parecen algo ingenuas. Jesus ni menciono al homosexualismo pero hablo claro acerca de algo que los creyentes acceptamos como bien , normal y la voluntad de Dios, el casarse otra vez despues que una relacion fracasa.! Nada hablar de los versiculos acerca del papel de la mujer en la Iglesia, las normas para los esclavos, el velo y el cabello largo y otras que han pasado a la historia. No se puede tomar en serio a este uso de la Biblia para condenar lo que no nos agrada e ignorar lo que no nos molesta.                     
"...Dios puede cambiar a los homosexuales..."

No hay duda!! Sin embargo, esa es la perrogativa de Dios, no la nuestra. Dios puede cambiar a los divorciados a que permanezcan celibes y santos tambien sin volver a casarse, y a los embusteros y a los que juzgan a los demas! Sin embargo eso es algo entre Dios y la persona, no puede imponerse por ley en la Iglesia. Dondequiera que el egoismo sea reemplazado por el amor y el cuidado mutuo, donde la fidelidad y la amistad crecen, alli esta Dios trabajando!!! Demosle lugar y espacio para hacerlo!

"...Esto va a acabar con la Iglesia..."

Puede que haya quienes dejen de asistir a la Iglesia Episcopal debido a esto! No sera la primera vez! Cuando se abogaba a favor de la libertad de los esclavos o la igualdad spiritual de la mujer paso igual! Cuando se ordenaron las primeras mujeres como diaconos y sacerdotes hubo los que no pudieron soportar tal afrenta y se marcharon! A veces las personas se alejan aunque las causas sean justas y el mensaje veraz. Al mismo Jesus a quien seguian multitudes se le fueron muchos porque las palabras que decia eran “dificiles de sorportar”. Hasta sus discipulos les pregunto; “se quieren ir ustedes tambien”? Habra algunos que se iran otros se quedaran y no faltaran los que se acercaran segun les dirija el Espiritu de Dios!

"...No quiero que mi familia vea eso, ni que se conviva con homosexuales..."

Bueno, tal cosa no es posible en este planeta!Me he preguntado al oir estas palabras si el que las dice realmente piensa que reflejan el sentir de Dios o el desprecio del mundo! Dios llama a todos a su familia, no en base a los meritos de cada cual ni a la aprobacion de otros! Es el mundo el que excluye!  

"....Como me puedo quedar en la Iglesia si no estoy de acuerdo con esa decision?..."

Somos Cristianos en una tradicion acogedora, somos Episcopales! No pretendemos que estemos de acuerdo en todo! Tener la misma opinion no es requisito para vivir la vida Cristiana en nuestra Iglesia! Nuestra union viene de Cristo!!!! Nuestra union la da el Espiritu Santo! Nuestra union se manifiesta en nuestra oracion comun y en la mesa del Senor! No abandonamos a nuestra familias por desacuerdos , ni dejamos el trabajo por ello, no nos mudamos para un pais donde todos esten de acuerdo, eso no existe! No podemos imponer en la Iglesia una conformidad inventada que no aplicamos en ninguna otra faceta de la vida! La unidad de la Iglesia esta en la misericordia , en el amor, en la oracion y en la Eucaristia.

Muchas Bendiciones para todos, no se olviden de orar y de amar!


Thursday, July 12, 2012

Reflexiones Sabias...

Comparto con ustedes las sabias reflexiones del Padre Ron Pogue. Nos pueden ayudar en estos momentos especiales de la Iglesia. Bendiciones

Queridos hermanos y hermanas: Ayer, la Cámara de Diputados de la Iglesia Episcopal estuvo de acuerdo con la Cámara de Obispos para adoptar una resolución que autoriza el uso provisional del rito "El Testimonio y la Bendición de un Pacto Permanente" a partir del 02 de diciembre, 2012, (el primer domingo de Adviento). El clero necesitará el permiso de sus obispos para ofrecer este rito, por lo que su uso puede variar de diócesis a diócesis. Muchos se molestarán o incluso se enojarán por esta decisión. Muchos otros estarán agradecidos por las nuevas oportunidades para el ministerio que serán posibles gracias a esta decisión. Y otros no tendrán sentimientos fuertes acerca de él de una manera u otra. ¿Quién se puede sorprender por estas reacciones? Después de todo, nuestra Iglesia se compone de ¡personas de "todas clases y condiciones"! Sea cual sea tu respuesta en esta decisión, ofrezco las siguientes perspectivas pastorales.
Seamos humildes:

- Condenas arrogantes de quienes están en desacuerdo contigo y gozar con malicia acerca de una decisión en la que tu punto de vista "ha ganado" no honran el evangelio o construyen comunidad entre los seguidores de Cristo. Recuerda que hemos prometido, con la ayuda de Dios, "buscar y servir a Cristo en todas las personas, amando a tu prójimo como a ti mismo," y de "respetar la dignidad de todo ser humano." Piensa en estas cosas y píde a Dios que te de una respuesta humilde.
Vamos a ser generosos:

 -Actuar fuera de la suposición de que tu vecino se siente obligado a hacer observaciones sobre esta decisión lo hace por el más puro de los motivos. Incluso pueden pensar que te están haciendo un gran favor al señalar el error de las formas de aquellos con quien tú adoras. Ellos puedes creer sinceramente que esta culpa por asociación podría poner en peligro tu bienestar espiritual. Es posible que quieran ponerte en sobre aviso de que deben evitar contacto contigo con el fin de proteger su propia justicia. Escucha lo que nuestro Señor Jesucristo dice: "Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, con toda tu alma y con toda tu mente. Este es el primero y grande mandamiento. El segundo es semejante a éste: amarás a tu prójimo como a ti mismo. De estos dos mandamientos dependen toda la Ley y los Profetas. "Dios te ha dado suficiente amor para compartirlo con todos tus vecinos y todavía habrá mucho más cuando lo compartas con ellos en este contexto. ¡Puedes darte el lujo de ser generoso!

No hay que pedir disculpa:
- Nuestros vecinos, especialmente los de otras comuniones, pueden decir cosas que nos hacen estar a la defensiva, inseguros, con miedo o vergüenza. Podemos sentir que tienen una ventaja sobre nosotros en su particular comprensión de las verdades bíblicas o doctrinales. Tú puedes elegir sonreír simplemente, no decir nada, cambiar de tema, o marcharte simplemente. O, tú puedes sentir que necesitas debatir con tu vecino. Si sientes la necesidad de debatir el tema, toman tiempo para prepararte. Estudia, consulta fuentes confiables de información, usa tu mente en la mayor medida posible. Por otra parte, prepárate para sentir que has "perdido" el debate al final del mismo. Convicciones muy arraigadas, como sobre la sexualidad humana y la política, a menudo se basan en la emoción con una información superficial. Tus intentos de borrar las emociones con la lógica, probablemente no tendrán éxito. Cualquiera que sea la respuesta que elijas, no tienes que pedir disculpas por la Iglesia Episcopal, que no ha llegado a esta decisión de la noche a la mañana y sin una enorme consideración puesta en oración.
Vamos a ser misioneros:

 - En general, los cristianos no somos lo mejor de nosotros cuando nos involucramos en debates bizantinos sobre las diferencias teológicas, morales, o eclesiásticas. Estamos en nuestro mejor momento cuando escuchamos juntos la Palabra de Dios, cuando nos arrodillamos juntos para ser alimentados en la Mesa de Dios, y cuando nos arremangamos las mangas para manifestar la gracia de Dios en el campo de la misión en nuestra propia puerta. Hay personas en ese campo de misión que nos están esperando para ser enviados a hacer el trabajo que Dios nos ha encomendado.
Vamos a ser inclusivos:

- Mis puntos de vista sobre el tema de la sexualidad humana, especialmente acerca de la plena inclusión de mis hermanos y hermanas gays, lesbianas, transexuales en la vida de la Iglesia, fueron modelados y han tomado forma a lo largo del tiempo. He buscado en las Escrituras, buscado la sabiduría contenida en las enseñanzas de la Iglesia a través de los siglos, considerado lo que hemos aprendido con la razón a través del tiempo, he pasado un tiempo con aquellos cuyo estilo de vida y la orientación son diferentes de los míos, escuchado a las personas cuyos puntos de vista difieren de los míos, y he orado. En cuarenta y un años de ministerio, me han pedido para bendecir uniones del mismo sexo sólo tres veces. A causa de mi respeto por los cánones de la Iglesia y mi votos de ordenación, nunca he realizado esas peticiones. Yo he obedecido a mis obispos y voy a seguir haciéndolo donde quiera que esté.
Vamos a seguir adelante:

– He oído decir por algunas personas que esta decisión marca el final de la Iglesia Episcopal. Yo prefiero creer que es el comienzo de una nueva era de oportunidad misionera de la Iglesia Episcopal. Ahora hemos añadido una nueva forma de abrir las puertas rojas a las personas que hemos marginado. Agregar esta decisión de cómo esta Iglesia en los últimos años se ha expresado al enfrentar la esclavitud, el trabajo infantil, el derecho de la mujer a votar, el racismo, la ordenación de mujeres, y una serie de otros temas para los cuales personas cuyos puntos de vista eran opuestos fueron apoyados por las escrituras y argumentos teológicos para mantener el status quo. Añadir esta decisión también a los cambios que ya hemos hecho con las enseñanzas ortodoxas de la Iglesia sobre la sexualidad humana, específicamente, lo que permite control de la natalidad y la autorización de las segundas nupcias de personas divorciadas.

Unamos nuestras manos:

- Algunos de ustedes que leen esto no estarán de acuerdo conmigo. Entiendo que hay otros en la Comunión Anglicana en otras partes del mundo que tienen problemas con estos puntos de vista. La diversidad de opiniones es normal y natural en la vida en general y en la Iglesia en particular. No hay nada que podamos hacer para cambiar eso. No puedo obligar a nadie a creer o actuar como lo hago yo. Pero podemos luchar con la conciencia tranquila para vivir una vida que encarna el amor de Dios, para que ese amor de Dios pueda hacer posible en nosotros buscar la reconciliación en todos los niveles. Nuestra unidad de esta Iglesia no es ahora ni ha sido sobre la base de que todo el mundo esta de acuerdo en todo. Nuestra unidad proviene de nuestra oración común y la búsqueda común de un mundo donde hay más justicia, paz y amor.Por lo tanto, les digo a mis hermanos y hermanas que están de acuerdo conmigo y los que no lo están, "Si tus intenciones son buenas como las mías, dame tu mano." Los cristianos pueden lograr mucho más para el reino de Dios en la tierra con nuestras manos unidas que con nuestras manos levantadas unos contra otros. Como cristianos católicos, no tenemos que estar de acuerdo en todo con el fin de "andar en el amor como Cristo nos amó."
Vamos a ser lo que decimos que somos:

- Realmente no tenemos nada que temer acerca de esta decisión. Tenemos todas las razones para alegrarnos a medida que aprendemos a vivir en las nuevas oportunidades que se presentan. Podemos mantener la cabeza en alto y con la humildad, la generosidad y sin pedir disculpas, podemos hacer más que nunca para manifestar el amor de Dios. Somos mayordomos de un trabajo importante que transforma la vida que Dios quiere realizar específicamente a través de nuestra Iglesia. ¡Somos episcopales! Y, como alguien ha señalado, no hay ningún asterisco en los letreros que dicen: "La Iglesia Episcopal te da la bienvenida!"