Sunday, September 7, 2014

La Virgen y Ochun...



 Se acerca el 8 de Septiembre y cubanos alrededor del mundo, en sus devociones privadas,  en la Iglesia o celebraciones populares recordaran con cariño a María, virgen madre de Jesucristo en su advocación de la Virgen de la Caridad del Cobre, patrona de Cuba. Todos hemos oído la historia de los dos jóvenes indígenas y el niño de raza  negra que descubrieran la imagen de la virgen flotando en la bahía de Nipe con la insignia escrita; “Yo soy la Virgen de la Caridad”.

No faltaran en ese día las ofrendas de flores, los pañuelos blancos, los recuerdos de nuestra isla, oraciones por Cuba y los cubanos, los cantos de nostalgia y de alabanza a Dios. De seguro que las Iglesias estarán llenas,  y en los labios de muchos el nombre de su querida Cachita, o quizás el de Ochun!

Es una peculiaridad de la religiosidad popular cubana el sincretismo de símbolos del cristianismo católico, con aquellos de la religion Yoruba procediente del Africa Occidental. Esta practica religiosa también conocida como Regla de Ocha o Santeria era practicada por aquellos traídos a la isla como esclavos y todavía tiene adeptos en Cuba y en el mundo. Fue el deseo de practicar su religión sin miedo a represalias de parte de sus amos, lo que comenzó este proceso de identificación de deidades del panteón Yoruba con santos o santas conocidos y venerados en Cuba. De esa forma, la Virgen de las Mercedes pasa a ser Obatala, la Virgen de Regla, Yemaya, Santa Barbara es Chango…y  claro la patrona de Cuba, Cachita, se identifica con Ochun!

Entendiendo las necesidades históricas para dicha evolución religiosa, no nos quita en el siglo 21 la necesidad de aclarar, de buscar ser sinceros en nuestras palabras y en la proclamación de la fe. Si bien hace cien años, hacía falta ocultar las prácticas religiosas de los esclavos y “vender gato por liebre” en cuestiones de fe, tal necesidad no existe en nuestros días.

La Regla de Ocha es una religión politeísta que reconoce y adora muchas deidades. Cuando un “santero” menciona a “los santos”, se refiere a los orishas, dioses del panteón Yoruba. Ochun en particular es diosa de las aguas dulces, del amor y la sensualidad. Con ella se asocian el color amarillo, los girasoles, el pavo real y las auras.  Es una Orisha coqueta y provocadora, cuida del fuego del hogar y del vientre de las mujeres. Mujer de Changó se representa como una mulata bella, simpática, buena bailadora, fiestera y eternamente alegre. Concede peticiones aunque a veces con frivolidad. 
 
El cristianismo reconoce solo un Dios! Este que se ha revelado a los hombres como ; Padre, Hijo y Espíritu Santo. La Virgen y los santos, en nuestra fe, no son deidades menores, sino seres humanos cuya vida y ejemplo de fe han sido dignos de imitar. De María, en particular, las Escrituras dices que es bienaventurada entre todas las mujeres, madre de Dios hecho hombre, una mujer de gran fe, oración y alabanza, castidad. En el momento de su muerte muchos creyentes creen que fue llevada en cuerpo y alma a la derecha de Dios. Su mayor favor a nuestra causa es su intercesión, su único mandato, refiriéndose a su Hijo, “hagan todo lo que él les diga”.  
 
En estos proximos días, cuando el fervor de nuestro pueblo le lleve a recordar la historia de la Virgen encontrada en la bahía, cuando en las celebraciones religiosas se lean las sagradas escrituras que nos aclaren quien es María, bienaventurada, madre de Dios, seamos sinceros y estemos claros en cuanto a nuestra fe!!!! Con mucho respeto a todos sepamos decir;  

Ave Maria….Maferefun, la Virgen no es Ochun!!!!

Bendiciones

Serafin